EN ESTE ESPACIO PONGO A DISPOSICIÓN DE QUIENLE INTERESES LOS RESUMENES Y ANÁLISIS DE LOS DIVERSOS TEXTOS QUE HE LEÍDO CON RELACIÓN AL ÁREA DE LA PSICOLOGÍA.

Friday, July 10, 2009

DE LA FAMILIA AL INDIVIDUO

Resumen: De la Familia al individuo
La diferenciación del sí mismo en el sistema familiar.
Murray Bowen. Clase del 6 de octubre de 2005.


APLICACIÓN DE LA TEORÍA DE LA FAMILIA EN LA PRÁCTICA CLÍNICA.

Surge el movimiento familiar en los años 50, para buscar métodos de terapia más eficaces ante los trastornos emocionales. La teoría psicoanalítica explica todo, pero no ayuda en el trastorno emocional grave, y su aporte se entrega desde la observación individual, más que desde la percepción de la familia, pues la familia quedaba fuera de su campo de interés teórico y terapéutico más inmediato. Por otra parte la teoría individual se basa en la etiología médica, patología del paciente y terapia de la enfermedad.

El concepto del inconsciente, admitía como postulado que el padre icc podía perjudicar a su hijo aunque quiera ayudarlo. Se intentó modificar el diagnóstico pero la psiquiatría funciona con el modelo médico. Se percibe la fuerza terapéutica en el trastorno emocional, en la resolución de la transferencia y el análisis. La familia tiene una importancia secundaria, lo vital es la relación con el paciente. Con el tiempo este centrarse en las relaciones implicó deber describir las relaciones en lo individual, pues la teoría individual no observaba lo relacional y por ello, cada investigador lo registra individualmente.

ESTADO ACTUAL Y PERSPECTIVAS DEL MOVIMIENTO.

Los terapeutas familiares han aumentados con los años y a causa de la familia se modifica el trabajo de la terapia de grupo para trabajar con las familias. El concepto de terapia familiar clásico es, los padres con los hijos reunidos con el terapeuta. Aquí la familia aprende a comunicarse sus necesidades, emociones e ideas mientras el terapeuta permanece con ellos con el objeto de facilitar el proceso y hacer observaciones e interpretaciones, a esta practica se la denominó “terapia de grupo de familia”. Con esta terapia familiar se advierte que con el tiempo mejora la comunicación y esto influye en lo emocional y como otro gran aporte aparece la conceptualización, porque las bases teóricas para Bowen se modificarán con el paso de los años y darán un nuevo prisma al hombre y a su entorno.

En el área de la comunicación debe estudiarse el lenguaje y sus formas de comunicación como tonos de voz, inflexiones, modos de hablar que utilizan las personas sin darse cuenta desde la infancia. En este ámbito Bateson descubre el doble vínculo.

El proceso de proyección de la familia consiste en transmitir un problema a uno de los miembros durante años de reproche o criticas codificadas después de un diagnóstico.

LA TEORÍA FAMILIAR.

Concepto fundamental de esta teoría es el de “MASA INDIFERENCIADA DEL YO DE LA FAMILIA”. Se trata de una identidad emocional, aglutinada, que existe en cada nivel de intensidad, tanto en las familias en las que es más evidente, como en aquellas en las que es prácticamente imperceptible. El nivel de compromiso de cada miembro de la familia depende del grado de compromiso básico en la masa familiar. La cantidad de personas involucradas depende de la intensidad del proceso y del estado funcional de las relaciones que en ese momento tenga el individuo con la “masa central” en períodos de tensión, el proceso puede implicar a toda la familia nuclear. En períodos de calma, el proceso puede mantenerse relativamente dentro de una pequeña parte de la familia, como sucede en las relaciones simbióticas madre e hijo.

Se describe que existen relaciones de intimidad serena y agradable que provoca ansiedad y malestar con la incorporación del sí mismo de uno al sí mismo del otro. Viene luego la fase de rechazo distante y hostil, durante la cual se puede decir, literalmente, que ambos se repelen uno al otro. En algunas familias, la relación puede ser rotatoria con intervalos frecuentes. En otras familias, el ciclo puede permanecer relativamente fijo largos períodos, como en la fase del rechazo hostil. En esta fase puede haber fusión de un miembro con otro (ya sea dentro o fuera del sistema con igual compromiso emocional) y formar así alianzas.

Para Bowen el triángulo es la base de todo sistema emocional. En períodos de calma, dos componentes del triángulo forman una alianza emocional placentera, mientras que el tercero, en su incómoda posición de “extraño”, trata de conquistarse el favor de uno de ellos o de efectuar un rechazo que puede ser programado para conquistarse el favor. En situación de tensión los otros 2 tratarán de involucrar al extraño en los conflictos.



Existe en esta teoría 3 conceptos básicos que son: 1) Grado de diferenciación del sí mismo 2) Sistema relacional en la masa del yo de la familia nuclear. 3) El proceso de transmisión multigeneracional.

1) LA ESCALA DE DIFERENCIACIÓN DEL SÍ MISMO

Aquí no existe en esta teoría el concepto de normalidad, pues si bien ha sido fácil establecerlo en el plano físico, es muy complejo establecer que es lo normal en el funcionamiento emocional. Por ello se ha realizado una tabla de madurez emocional de 0 a 100. El nivel más bajo corresponde al “no sí mismo” o el grado más alto a la “no diferenciación”.

En la escala en la parte baja (0 a 25) se encuentran las personas con un nivel profundo de fusión del yo y escasa diferenciación del sí mismo. Son dependientes de los sentimientos que los demás experimentan respecto a ellas, no les queda mucha energía para nada más, porque su mayor preocupación es ser amadas y amar a los otros como una forma de no perder los lazos. No diferencian el sistema afectivo del intelectual, las decisiones importantes las toman en base a lo que sienten que es justo o tratando de estar mejor. En las relaciones con los otros no utilizan un “yo” diferenciado (yo soy, yo creo, yo haré), son dependientes de los vínculos de su familia y por ello buscan dependencia en los otros vínculos (ayuda a veces a no presentar síntomas) además son gente poco adaptable y con muchos desequilibrios emocionales.

En el segundo cuarto de la escala (25-50) se encuentran los que tienen una fusión del yo menos intensa y un sí mismo poco definido, aquí las afirmaciones son sólo generales porque posee muchas características en común. Del nivel 50 para abajo el mundo sensitivo se hace más intenso. un sensitivo responde emocionalmente a la armonía o discrepancia que lo rodea. La alabanza o critica activa su emocionalidad pero en diversos polos.

Las personas ubicadas entre los niveles 50 a 75 de la escala alcanzan un mayor grado de diferenciación y un nivel mucho más bajo de fusión del “yo”. Las personas de este nivel tienen opiniones bastante definidas con respecto a temas fundamentales, pero la presión para inclinarse al conformismo es grande y cuando hay presión pueden llegar a un acuerdo de principio y tomar decisiones emocionales, antes que arriesgarse a desagradar a los demás por mantener sus propias convicciones. Evitan afirmaciones que puedan enemistarlos con los demás y amenazar su equilibrio emocional. Tienen más energía para perseguir un objetivo y menos energía para conservar en equilibrio el sistema emocional. En tensión pueden desarrollar síntomas emocionales o físicos más bien graves, pero los síntomas son intermitentes y se solucionan con rapidez.

A las personas del nivel 75 a 100. Bowen plantea que nunca tuvo ocasión de poderlas ver en su experiencia clínica ( y modestamente yo tampoco ja, ja, ja.). El autor reconoce que todas las características que atribuye al nivel 100 es imposible de encontrarlas, por ello toma el nivel 85 a 95 como más representativo de una persona diferenciada. Ellas siguen sus principios y logran sus objetivos fijados, tienen cualidades orientadas al si mismo, desde la infancia se han ido diferenciando de sus padres, están siempre seguras de sus opiniones y convicciones, pero no son dogmáticas ni rígidas en su modo de pensar, saben escuchar y aprecian los puntos de vista de los demás, se liberan de viejas creencias para abrazar otras, emocionalmente tienen seguridad y no se dejan llevar por las alabanzas o criticas como único recurso, respetan el sí mismo como la identidad de las otras personas, asumen la responsabilidad de sus actos ante su familia y la sociedad, no buscan dominar al más débil ni se dejan dominar.

2) EL SISTEMA RELACIONAL ENLA MASA DEL YO DE LA FAMILIA NUCLEAR.

Aquí se utilizan sobre todo, tres mecanismos para controlar la intensidad de la fusión del yo.

1) El conflicto conyugal: en el cual cada uno lucha por dividir en partes iguales el sí mismo común y ninguno cede ante el otro.

2) La disfunción de un cónyuge: es común que luego de un conflicto uno de los cónyuges ceda con el fin de suavizar el problema. Ambos cónyuges se perciben a sí mismos capaces de ceder, pero uno de ellos lo hace más a menudo, y pasa a ser dependiente del otro. El cónyuge que pierde su sí mismo puede empezar a funcionar en niveles tan bajos que se convierte en un candidato a la enfermedad física, emocional o social.

3) La transmisión del problema a uno o más hijos: es uno de los mecanismos más comunes para tratar con los problemas de la masa del yo familiar





3) EL PROCESO DE TRANSMISIÓN MULTIGENERACIONAL.

En la mayoría de las familias, los padres transmiten parte de su inmadurez en un único hijo, creando así un grave deterioro en un hijo de cada generación. Como también en cada generación crece un hijo relativamente ajeno a los requerimientos y a las presiones emocionales de la masa del yo familiar y alcanza así un mayor nivel de diferenciación.

Bowen plantea por sus estudios que se necesitan por lo menos tres generaciones para que una persona adquiera el nivel de no sí mismo, que culminará en la esquizofrenia. También este autor considera los perfiles de personalidad según la posición que ocupan los hermanos, (presentados por Toman en su libro Family Constellation). El autor expone la tesis de que las características de personalidad están determinadas por las posiciones de los hermanos y por la constelación familiar en la que han crecido. Este estudio Toman los realiza en familias “normales”

APLICACIÓN CLÍNICA DE LA PSICOTERAPIA FAMILIAR

Hay que tener en cuenta los siguientes criterios: 1) La valoración de los campos familiares. 2) El proceso de diferenciación del sí mismo en psicoterapia. 3) los principios y técnicas empleados.

1) RECONOCIMENTO DE LOS CAMPOS FAMILIARES: este proceso tiende a obtener un cúmulo de informaciones fácticas en muy poco tiempo y así se conoce cuáles son los modelos generales del funcionamiento de la masa del yo familiar durante dos generaciones como mínimo. Con ello se establece un plan de psicoterapia.

Al inicio se requiere muchas horas para obtener estas informaciones, pero con la experiencia, una minuciosa estructura de la entrevista y siempre que la familia no presente problemas, en una hora se puede lograr tener esa información. Es importante recalcar la importancia de la observación a todos los miembros de la familia juntos y no es aconsejable trabajar sólo con algunos segmentos de la familia sin haber adquirido antes un conocimiento eficaz del conjunto. Se trabaja con ambos padres la entrevista y si se observa que hay desavenencia en la información, se trabaja en una próxima sesión con el padre que mejor maneja los conflictos familiares. La mayoría de las familias busca ayuda cuando aparecen disfunciones en una o más de las tres zonas de tensión del sistema nuclear: A) conflicto conyugal. B) disfunción de uno de los cónyuges. C) Disfunción de un hijo.

Para conocer como funciona la familia nuclear, un buen punto es la revisión cronológica del desarrollo del síntoma del niño y de las circunstancias como se manifiesta el síntoma. El segundo campo de investigación se refiere al funcionamiento del yo familiar después del matrimonio, que tiene dinámicas que cambian con el paso de los años, además debe responder a las tensiones emocionales de las familias externas y de las tensiones causadas por la vida real. El modo de funcionar interno sufre la influencia de hechos como la intimidad o la distancia, el contacto emocional con las familias extensas, los cambios de residencia, la adquisición de una vivienda, los éxitos o fracasos profesionales. Lo que mas influye en ambos campos emocionales son los nacimientos dentro de la masa del yo familiar, las enfermedades graves y las muertes en la familia extensa.

Con frecuencia resulta fácil examinar el proceso de proyección de la familia formulando preguntas acerca del sistema fantástico de la madre antes y después del nacimiento del hijo. Si el proceso de proyección es significativo, sus preocupaciones y atenciones se han centrado en el hijo desde la gestación, su relación con él ha sido “diferente” porque desde mucho tiempo atrás le ha provocado ansiedad y ella se muestra impaciente cuando habla de ese tema. La indagación da un cuadro de los niveles generales de funcionamiento de respuesta a la tensión y de demostración de la flexibilidad o rigidez de todo el sistema. Indica también cuál de los dos cónyuges es el más adaptable.

Luego otra fuente de análisis es la familia extensa, importan las fechas, las edades, los lugares para así definir la masa indiferenciada del yo familiar, ver el orden de nacimiento de los hermanos, la clase de trabajo, el lugar de residencia y un perfil de su estilo de vida así como la frecuencia y el tipo de contacto con los miembros de la familia con estas informaciones se conoce como han funcionado los padres de la familia nuclear dentro del grupo. Es común que los hermanos que funcionan bien estén menos comprometidos con el sistema emocional de la familia. También la posición entre los hermanos ayuda a realizar un perfil más exacto de cada sujeto

2) EL PROCESO DE DIFERENCIACIÓN DEL SÍ MISMO: este sistema terapéutico busca como objetivo que cada miembro alcance un nivel más alto de diferenciación del sí mismo. Un sistema emocional funciona por medio de una estabilidad cuidadosamente equilibrada en la que cada individuo dedica determinada cantidad de ser y su sí mismo al bienestar de los demás.



En un estado de desequilibrio, el sistema actúa automáticamente para restablecer el anterior equilibrio del todo, aún cuando se deba sacrificar a alguien. Cuando un individuo se mueve a un nivel más alto de la diferenciación del sí mismo, perturba el equilibrio del todo, con la oposición enérgica de las fuerzas del grupo. En sistemas emocionales más amplios se puede buscar a un aliado para oponerse a las fuerzas del sistema, pero formará una nueva unión indiferenciada con los aliados de la que resulta difícil diferenciarse de la unión original.

En este sistema teórico, uno de los conceptos importantes se refiere a los “triángulos” porque es la base de la estructura de todo sistema emocional. Cuando la tensión emocional de un sistema formado por dos personas supera un nivel dado, “triangula” a una tercera persona, permitiendo que la tensión se desplace dentro del triángulo. Toda pareja de personas en el triángulo originario puede formar un nuevo triángulo que se agregará a los demás. Un sistema emocional está formado por una serie de triángulos independientes. El sistema de tensión originario, compuesto por dos personas, se resolverá automáticamente cuando esté contenido en un sistema de tres, en el cual uno de ellos permanece emocionalmente distante.

Dos son los caminos para promover un nivel más alto de diferenciación del sí mismo 1) lo óptimo es la diferenciación del sí mismo de cada cónyuge con respecto al otro, como esfuerzo de cooperación hecho en presencia de un triángulo potencial (el terapeuta) que puede permanecer emocionalmente distanciado.
2) iniciar la diferenciación de uno solo con la guía del supervisor, lo que equivale a dar el paso preliminar hacia la diferenciación del propio sí mismo con respecto al de la otra persona importante. Este modelo terapéutico resulta eficaz en la psicoterapia familiar hecha a un único miembro de la familia. 3) poner en marcha todo el proceso con la guía de un supervisor que hace las veces de entrenador de campo. El uso del triángulo directo se pierde, el proceso es más lento y mayores son las ocasiones de “impasse”

3) PRINCIPIOS Y TÉCNICAS DE PSICOTERAPIA FAMILIAR: Bowen comienza con el marido y mujer junto y luego sigue con ambos durante toda la terapia. Con la mayoría de las familias no es posible aplicar ese plan. Su método de trabajo es fruto de muchos años con los padres y el hijo que presentaba el síntoma. Aquí los hace participar a todos juntos en sesión, en donde una terapia dura aproximadamente un año o más. Se parte de la premisa de que todo sistema familiar cambiará, si cambia la relación conyugal, por tanto Bowen pide a los padres que dejen al hijo en casa y que se concentraran en sus problemas personales. Sus resultados de éxitos en terapias los consigue en 4 años (se llenó los bolsillos de plata) porque cree que ese tiempo se demora una persona para una diferenciación significativa del sí mismo.

El trabajo con los cónyuges con los años se ha modificado. En el pasado se ponía acento en la comunicación de los afectos y en el análisis del inconsciente por medio de los sueños. Pero más recientemente ha empleado un procedimiento de observación extraído paso a paso de otro proceso: el de exteriorizar y separar las fantasías de cada cónyuge y, por tanto de sus sistemas emocionales y cognitivos. Este es, en realidad, el proceso de conocimiento del propio sí mismo y del sí mismo del otro. Cuando los cónyuges cambian su relación, perturban el equilibrio emocional de la familia de origen, en la que se producen reacciones y se toman resoluciones similares a las de la pareja. La mayoría de estos cónyuges han llegado a ser más responsables y más respetados en los sistemas de las respectivas familias extensas. Cambiar el sí mismo también involucra otros sistemas como el académico y el laboral.

Bowen con respecto a la psicoterapia familiar con un único cónyuge plantea que la noción básica es la búsqueda del modo de iniciar un cambio en una familia paralizada, es tomar contacto con una familia sin recursos ni fuerzas. El matrimonio se inicia siguiendo un modelo ideal en que cada cónyuge dedica un alto porcentaje de si sí mismo a procurar la felicidad y bienestar del otro. A esta situación Bowen le da el nombre de contrato emocional fraudulento porque es realmente imposible, tanto para uno como para otro, vivir respetando este convenio. En este contexto, el funcionamiento de sí mismo es dependiente del otro y todo fracaso, sea en la felicidad o en el funcionamiento, es imputable al otro. En muchísimos casos de matrimonios conflictivos, Bowen trata a uno de los cónyuges durante varios meses, o a veces un año, antes de poder trabajar con ambos con serenidad. No trata alternativamente a uno y otro cónyuge porque esto invita a la triangularización, ninguno de ellos trabaja de veras para resolver el problema, cada uno espera que lo haga el otro y tiende a justificarse a sí mismo frente al terapeuta.

Las primeras sesiones el autor las dedica a exponer cual es su orientación, ilustrándola con ejemplos clínicos y diagramas en la pizarra. El busca desviar la energía psíquica del otro cónyuge para que sea asumida dentro de los límites del yo, que están medianamente definidos. La energía en vez de utilizarla en atacar al otro cónyuge la utiliza en el cambio del propio sí mismo. Cambiar el sí mismo implica buscar el modo de escuchar los ataques que sufren sin responder, o bien, buscar el modo de vivir con “las cosas como son” sin tratar de cambiarlas. Bowen además les da la tarea de convertirse en “estudiosos y observadores de sí mismo” por eso ocupa mucho tiempo escuchando como ellos ven su sí mismo.



Bowen les hace conocer a los pacientes cuáles son los estadios que previsiblemente pueden alcanzar en caso de tener éxitos por definir su sí mismo y contener las acciones criticas, las palabras y los pensamientos destinados a cambiar el rumbo de la vida del otro cónyuge. Muchas veces después de pasar estar primera fase el cónyuge se encierra en sí mismo y la pareja puede caer en una depresión, estar confusa y desarrollar una amplia gama de trastornos físicos. Es la reacción de la psiquis del que protesta a favor de la vieja cohesión y dependencia.

Uno de los objetivos de este tipo de terapia es ayudar al otro a hacer de su vida u proyecto de búsqueda. Es importante que el cónyuge que se hace una terapia logre contener a su sí mismo, de manera estable, con respecto al terapeuta en el rol del otro cónyuge.

El terapeuta debe tomar contacto con el cónyuge sano para tratar los problemas del cónyuge enfermo y luego a medida que avanza la terapia y se recupera se lo incorpora en a terapia cuando pueda estar presente junto a su pareja sin caer en disfunción.

El problema del hijo “triangulado” es una dificultad importante en la terapia familiar. Del reconocimiento inicial de la familia puede surgir una discreta evaluación de la intensidad del proceso. Si no es demasiado grave, los padres pueden concentrarse inmediatamente en sus problemas personales. Cuando la triangulación o la proyección del problema en el hijo son graves, los padres son incapaces de apartar al hijo de sus sentimientos, pensamientos y acciones.

Bowen habla de la triangulación del triángulo que brevemente explicada consistiría en ayudar a uno de los padres a establecer una posición de “yo” y a “diferenciar un sí mismo” en su relación con el niño. Ahí se ve la respuesta que da la familia cuando uno de los padres empieza a diferenciar un sí mismo de la amorfa “cohesión de nosotros” de la intensa masa indiferenciada del yo. El segundo paso implica una tentativa análoga del otro padre para diferenciar un sí mismo. La relación familiar comienza entonces a ser un poco más vital. Habrá luego otro ciclo, durante el cual cada uno de los padres será visto por separado. Después este período se caracterizará por un mayor interés y vitalidad en los padres.

Se aplica una terapia familiar de este tipo cuando el sistema familiar está tan bloqueado que la tentativa de trabajar con muchos miembros agrava la disfunción, o cuando la terapia con los distintos miembros de una familia llega a un impasse. El esfuerzo consiste en ayudar a uno de los miembros de la familia a alcanzar un nivel más alto de funcionamiento que, una vez concretado, puede restituir la función al sistema familiar

5 Comments:

Blogger Anelisse said...

Excelente articulo! Muchas Gracias por compartir esta informacion. Saludos desde Panama, estudiante de maestría en Terapia Familiar.

10:26 AM

 
Blogger ELSHADAY said...

Me parece un excelente resumen del texto, mañana tengo clase sobre el texto y me fue muy útil para tener claras las ideas. Saludos desde Monterrey, N.L., México

10:26 PM

 
Blogger Margaret Gonzalez said...

excelente

9:23 AM

 
Blogger Luadica said...

Gracias por este resumen. Bastante conciso y claro.

7:18 PM

 
Blogger Luadica said...

Gracias por este resumen. Bastante conciso y claro.

7:20 PM

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home